Uso de pantallas digitales en el sector Retail

El uso de pantallas digitales en el interior de tiendas de moda y en general, el sector retail, se está volviendo cada día más popular como parte de la experiencia del usuario, y como elemento de branding y engagement.

Aunque el número de usuarios que se lanzan a las compras online a través del e-commerce aumenta por días, no dejan de ser un gran número los que aun disfrutan la experiencia de ir a la tienda. Sin embargo, no por ello dejan de ser tecnológicos, y las pantallas digitales en el interior de una tienda aportan ese plus de innovación y digitalización que atraen al consumidor de hoy.

Las pantallas LED por ejemplo, permiten un gran número de innovaciones en la forma de presentar nuestros productos e interacciones con los consumidores de una forma muy cercana, dinámica e innovadora. 

El uso, por ejemplo, de pantallas interactivas para que sea el propio usuario quien escoja su modelo y estilo, permite disfrutar de una experiencia totalmente nueva y disruptiva, y además, facilita a la tienda mostrar otras opciones similares, ofertas, etc, facilitando en gran medida la venta y la creatividad, y por ende, mejorando considerablemente la experiencia del usuario. Imaginemos que un cliente prueba un camisa pero no termina de combinarla adecuadamente, nuestra pantalla digital puede ayudarlo sugiriéndole varios modelos que podrían combinar, además de otras ofertas de accesorios o productos similares.

En cualquier probador actual tradicional podemos probarnos una falda, un pantalón, una blusa, pero si el resto de ropa no acompaña, si no tenemos los complementos adecuados, puede no convencernos del todo: las pantallas digitales interactivas permiten al usuario elegir toda la combinación perfecta que busca y ver el resultado. 

Es algo similar al uso de las mismas pantallas interactivas digitales en clínicas de cirugía estética en las que se crea un mayor impacto en el cliente si podemos mostrarle el antes y el después del cambio al que se desea someter. Ver los resultados es una de las claves de la venta cuando se trata de nuestra imagen.

Combinando las pantallas digitales y el Big data, encontramos otro recurso de gran valor para el sector retail: si las pantallas recolectan información de los consumidores cuando pasan justo delante de ellas, pueden mostrar determinados productos personalizados según sus preferencias, estilo, sexo, edad, etc. 

La combinación de las estrategias digitales y las analógicas, de las pantallas digitales y la presencia física, representa toda una innovación en el sector retail que puede beneficiar a su establecimiento y suponer una ventaja competitiva de gran calidad que los usuarios sabrán apreciar.

Las pantallas digitales dentro de las tiendas físicas suponen un paso más allá en la interacción con el cliente, tanto a la hora de conocerlo y darle la mejor atención posible, como a la hora de dotarlo de herramientas que le permitan un cierto nivel de autonomía en sus decisiones, y por ello son altamente efectivas en la conversión de ventas y en la fidelización y atracción de clientes. 

Las pantallas digitales no suponen sólo una moda pasajera, un elemento decorativo o un gasto innecesario, sino que suponen una gran herramienta más de venta al público que debemos empezar a considerar en nuestras estrategias de marketing 360.

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .